Bagels


La primera vez que probé estos panecillos, fue de la mano de la marca Bimbo. Como ya os he comentado alguna vez, mi padre trabajaba allí y he tenido la suerte de conocer muchos de sus productos. Los bagels junto con los Dupis eran mis favoritos. Por desgracia, dejaron de fabricarlos (los bagels) y ya no volví a saber de ellos hasta que me casé y me fui a Nueva York. Una mañana buscando un sitio para desayunar vi a un grupo de personas que salían de una cafetería con ellos en la mano.


No tarde ni 1 segundo en pensarmelo y cruzar la calle y entonces me encontré con el paraíso de estos panecillos... los había normales, con semillas de amapola, de sésamo, integrales... y claro, después de tantos años sin comerme uno, ese día ya os podéis imaginar lo que desayuné (ese y los restantes!). Que ricos estaban!!!! Luego empecé con el blog y me hice con un libro de 100 recetas de 10 ciudades del mundo distintas, entre ellas Nueva York y entre sus recetas la de los Bagels!!!! que alegría me llevé cuando la vi! A lo mejor pensáis que solo es un bollo de pan, pero es que está delicioso y con lo que lo acompañes esta rico! Bueno, y después de todo este rollo que os he soltado, por fin os dejo con la receta y el paso a paso. Para preparar los bagels necesitamos:


  • 840 g harina de fuerza
  • 50 ml aceite de girasol
  • 2 sobres de levadura seca de panadería
  • 30 g  azúcar
  • 5 g sal
  • 240 ml agua
  • 2 huevos
  • Semillas de sésamo y amapola






En un bol mezclamos la levadura con la mitad del azúcar. Calentamos el agua y en ella disolvemos el azúcar restante, el aceite y la sal y la incorporamos a la mezcla anterior. Tapamos y dejamos reposar unos 10 minutos hasta que la mezcla burbujee.


Ponemos la harina en el robot de cocina y a velocidad baja vamos incorporando poco a poco la mezcla de la levadura.


Añadimos 1 huevo y seguimos amasando hasta que nos quede una masa fina y elástica (incorporamos mas harina poco a poco en caso de que sea necesario). Untamos un bol con aceite, ponemos la masa para que se impregne bien, tapamos con un paño y dejamos reposar en un lugar templado durante 2 horas o hasta que doble su volumen.


Transcurrido ese tiempo, sacamos la masa del bol, la estiramos un poco, la dividimos en porciones iguales y formamos los bagels. Volvemos a tapar con un paño y dejamos reposar 30 minutos mas.


Encendemos el horno a 200º y ponemos agua a calentar. Cuando hierva, ponemos los bagels en tandas, cocemos durante 1 minuto y escurrimos sobre papel absorbente.


Con el otro huevo que teníamos, lo batimos con una pizca de sal y pintamos nuestros bagels por encima. Espolvoreamos las semillas de sésamo y amapola y horneamos durante 15 minutos.


Dejamos enfriar sobre una rejilla y listos para comer!! Están deliciosos con lo que tu quieras, dulce o salado, haz tu elección y disfruta de ellos!


Y como esta receta es totalmente Neoyorquina, aquí os dejo una foto de cuando estuve allí, en lo mas alto de uno de los edificios mas emblemáticos que tienen, el Empire State Building y al fondo mi  favorito, el Chrysler.


Espero que os guste, gracias por leerme y Bon Appetit :)

SÍGUEME EN

Espero que os guste, gracias por leerme y Bon Appetit :)

SÍGUEME EN

Image Map
Publicado por Isabel - Las Delicias de Isabel en 10:00

16 comentarios:

imaginacion on 26 de febrero de 2014, 10:12 dijo...

Me ha parecido una receta de lo mas curiosa y con una pinta estupenda.
Creo que tu idea me va a ser muy util y rica.
Besitos

Chus on 26 de febrero de 2014, 10:44 dijo...

No he probado nunca bagels... así que hay que poner remedio a esto! me ha encantado tu paso a paso, y tienen una pinta estupenda. ahh y guapísimos los dos. Un beso!

como agua para chocolate-myriam on 26 de febrero de 2014, 10:57 dijo...

oyee que bien te han quedado, yo no los he probado nunca la verdad. la foto muy bonita y salís bien guapos y contentos ehhh. besotes!!!

Jarita`s Cookies on 26 de febrero de 2014, 11:03 dijo...

Hola! muchas gracias por el paso a paso y la receta, tienen una pinta buenísima! la foto de Nueva York preciosa, me encantaría ir algún día! besis

nieves on 26 de febrero de 2014, 11:27 dijo...

Tienen una pinta muy rica aumque no lo he probado nunca me la anoto
besos

marijose on 26 de febrero de 2014, 15:21 dijo...

Yo no los he probado nunca Isabel, pero me apunto la receta para hacerlos, besos

Norma2 on 26 de febrero de 2014, 16:10 dijo...

Una receta con varios pasos pero que da satisfacciones sobre todo cuando los colocamos en agua hirviendo y vemos que se ponenn gorditos...jejej!
Besoss Isabel
hoy desde
http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/02/sal-sodio-2daparte.html#comment-form hoy desde

Alicia Hierbabuena on 26 de febrero de 2014, 16:32 dijo...

Me vuelven loca y hace demasiado que no las preparo.
Besazos.

La que se avecina en mi cocina on 26 de febrero de 2014, 17:42 dijo...

Me pongo en tu piel cuando los viste en New York, después de tanto sin probar uno... yo sería igual si veo algo que me encanta y que hace mil que no como, me tiraría en plancha a por uno!!! jajajaja.

Una receta muy interesante y a tener en cuenta con tus buenas referencias, habrá que probarla ¿no?

Besos guapa.

CHARO on 26 de febrero de 2014, 17:49 dijo...

no los he probado nunca, pero es una de esas recetas que te llaman la atención desde siempre. No parecen excesivamente complicados y el resultado es una maravilla, así que manos a la obra

Areya on 26 de febrero de 2014, 17:50 dijo...

Tienen una pinta estupenda!

Ana Martín on 26 de febrero de 2014, 18:10 dijo...

Hola guapa!
Hoy hemos publicado lo mismo!
Te han quedado preciosos y seguro que estarían deliciosos.
Menuda pinta tienen
Un beso
Mi cocina de temporada

José A Alconada on 26 de febrero de 2014, 22:32 dijo...

Una gran receta y tiene muy buena pinta
Un saludo
http://lacocinadealco.blogspot.com.es/

María on 27 de febrero de 2014, 0:35 dijo...

Isabel cielo antes de nada decirte que me ha encantado verte en la foto eres guapisima, Te han quedado perfectos. Viniendo de tus manos no puede ser de otra manera. Mil besicos

Verónica. Cocinando para mis cachorritos. on 27 de febrero de 2014, 13:29 dijo...

Los bagels son dieliciosos y tú los has bordado. Además, después de tantos años, te sabrían a gloria y ahora que los sabes preparar tú misma no te faltarán nunca.
Solo un apunte: los neoyorquinos se los han quedado, no saben na, todo lo rico para ellos. Pero su origen es europeo, polaco creo.

Besos.

Leire garcia uriarte on 28 de febrero de 2014, 15:34 dijo...

Nunca los e probado, pero menuda pinta mas deliciosa. Muy guapos los dos en las alturas, besos guapa!

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, aunque no lo creas, me alegras el dia :)

 

Las Delicias de Isabel Copyright © 2015 Design by PatriciaBecerra